Calavera




Se me antojó crearte
Se me atravesó ese deseo
Entre la conciencia y la razón


Te posaste en la mente y así no mas apareciste, real
Y no supe siquiera si observar, si mirarte…
Si la lengua mover y palabra pronunciar. 


Dislexia momentánea, temporal
No puede leerte ya el corazón;
Guerra con la amnesia que amenaza con arrebatarme los memoriales
Con hacer un barrido, limpiar, y aspirar los pedazos de eso que fue,
 Que es y que finalmente, en tiempo real y palpable, nunca fue.


Estabas ahí implacable representando un modelo estándar:
El molde, la forma, la anatomía y las ideas de mi idealización.
Quise obviarte, dejar de imaginar y te perennizaste en el momento
Maquiné la ubicación fija de tu mirada sobre mi
Porque el miedo me impidió mirarte
Y vi también como real el movimiento de tus labios.


Suponía  si mientras me mirabas
Tu cabeza tenía cierta inclinación hacia el hombro izquierdo o derecho,
O simplemente erguido, ésta y  tu espalda formaban una misma estructura,
Una empinada montaña.

  
Y no quise avanzar más con la mirada
No quiero mirarte.
Mis ojos postrados hacia mi regazo, localiza claramente tus pies, en mi delante.
Tus palabras puedo ver, mas nunca puedo oír.
Tus palabras son,
Lo son y seguirán siendo.


La muerte que encierras es un soplo de vida a recuerdos
Calavera espacial, tú que fluyes
Que  llegas y te vas
Asomas y  escondes,
Llenas y vacías,
Angustias y serenas
Eres olvido y recordar,


Mi antojo espiritual,
La demencia sentimental te pudo crear
Eres un acto constante de ecos resonantes
Eres una obra literaria que yo convertí a la realidad teatral
Que produje y lleve a las tablas;
Eres un llanto Calavera y aun así sonríes
Una serena compañía aunque careces de presencia.


No necesitas venir para ser, ni asomar como estrella fugaz, segundos, para ser,
¡NO!
Eres y serás desde aquel momento en que fuiste la vez primera,
Cuando la reencarnación se te concedió y apareciste en forma de mortal
Cuando vistiendo carne, piel y cabello me dijiste “hola”


No hubo objetivo final y mucho menos inicial;
¡No hubo objetivo!
Solo fue todo
Sencillamente fue y ya
Todo fue producto de un encuentro con el destino
Con el espectro que formó el deseo
Las ganas de vivir algo mas y nuevo cada día
Las completas ganas de experimentar


Fuimos, te lo digo yo que fuimos
Y fuimos sin ser
Mucho más que muchos que son con todas las letras marcadas y completas
Y con la sociedad de frente aceptando o denegando
Fuimos más que todos ellos que “son” días y noches enteras
Años y decenios cumplidos.
Fuimos muchísimo más que todo eso calavera,
Que la muerte nunca te permita olvidarlo
Y mucho menos desterrarme a la tierra del nunca jamás



Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

5 Response to "Calavera"

  1. Gaby says:
    22 de junio de 2010, 23:42

    "Fuimos sin ser", es ahí cuando el corazón habla y calla la lengua... El post refleja muchas de las cosas que viví y por ende me hace entender otras, en fin "todo viene y pasa".

    Abrazos Tocaya
    Gaby

  2. Minda says:
    22 de junio de 2010, 23:54

    Tocaya, esa cadena de sucesos y acontecimientos nos van preparando para el siguiente nivel. Ser sin ser o no ser solo importa si disfrutas mientras lo vives. Nada se vale en esta vida y en este mundo si no lo disfrutas a cada segundo y lo vives con intensidad

    Otro abrazo para ti.

  3. Al says:
    23 de junio de 2010, 15:16

    La calaveras son todas iguales; solo cambian sus ideales, sentimientos, pensamientos y el disfraz que las oculta y de ahi recien se vuelven unicas.

  4. Anónimo Says:
    23 de junio de 2010, 21:25

    existes...

    http://www.youtube.com/watch?v=sQZNNcw9pos&feature=related

  5. MB says:
    2 de septiembre de 2010, 11:52

    "Se me antojó crearte" Tanta verdad detrás de estas 4 palabras. Tanta historia, tanto futuro y tanto corazón.
    Me encantó. Muy buen post.
    =)

Publicar un comentario