Lo que el viento un día se llevó




No se acostumbra al ruido del mundo, al que es realmente fuera del vientre de mamá, lo probó ya y quiere huir. Solo se le apetece llorar, no sabe qué más hacer, no tiene aún ideas como para organizar pensamientos, que ausentes también, dejan a sus lágrimas más espacio por donde circular.

Espera que mamá comprenda el motivo de su lamento. Espera que mamá se dé cuenta de que no quiere que se le despegue la hoguera de su cuerpo jamás, que siente frio todo el tiempo aunque la arropen con cobijas, que necesita su calor humano, que todavía quiere coexistir y ya la lanzaron de golpe a la soledad, al cuerpo de a uno.

Se siente tan pequeña, minúscula, desvalida… tan sola. Se le olvidó que hace nueve meses ya que es humana, que ya no es más espermatozoide y óvulo, que ahora es vida, ¡Vida!... Y ella solo llora, y ella no entiende lo grandioso, la gloria y el triunfo que su vida significa, que aún envuelta entre sus océanos de lagrimas de cristal, es la luz de los  ojos de papá, de mamá y de cuánto ojo oportuno se cruce por su delante para admirarla.





Es que era muy bella, tanto, que cinco días fueron suficientes para que a cualquiera le quedara claro que sus ojos verdes eran un mar inmenso, que su piel era la vida y su vida… un Sol, un inmenso sol.


No hay nada más que contar.



Minda.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

El enviado del Cielo



Esta mañana, mientras la taza de café iba viajando hacia mi boca y mis ojos posados estaban en el diario que sostenía con la mano izquierda, vestido de blanco y negro apareció un hombre sentado a mi mesa.  Me asusté tanto que caí de la silla al verlo, pero, al instante me propiné dos bofetadas para hacerme reaccionar, (si era un ladrón debía enfrentarlo con mi valentía de hombre, de varón), así es que me recuperé de inmediato y me senté en la silla nuevamente, temblando, e iba a hablarle aunque no sabía qué decir, pero se antepuso su voz a mis palabras: -Vengo del cielo, tranquilízate. Es obvio que no podía tranquilizarme, pero ordené en silencio a mi rostro destensionar sus elementos, aflojar sus expresiones de espanto, e invoqué a la relajación y confianza, y proseguí,  -¿A qué vienes? -A conversar, respondió.  Me señaló con el dedo aquel que todos usamos para dicho acto,  lanzó un suspiro antes de abalanzarme lo que sería “la bola criminal de palabras”, abrió la boca nuevamente y prosiguió: “Ya es tarde para desear eso que quieres, deberías estar embarcado de regreso en el buque de los sueños, cosechando, mejor dicho riendo. Ayer pensaste que eras un niño, un jovencillo y por eso nada hiciste, y hoy, el reloj dice que ya estas viejo. Ríndete, mejor descansa, hay otros, jóvenes, esos sí jóvenes, a quienes les pertenece el mundo, tu tiempo ya pasó. El Señor de los Cielos te trae este mensaje, recíbelo con sabiduría y amor”.


… Y los sueños míos que lo escucharon y se me resbalaron hasta las esquinas de los ojos  y desde ahí les permití rodar hacia afuera.  Caían mis sueños en gotas, y, a punto estos de tocar el mundano suelo coloqué mi mano para ampararlos, y la razón que no me funcionaba ya como solía hacerlo, y yo que en silencios le daba los créditos de la verdad a las palabras del enviado del Cielo.
La mirada la apunté hacia otro lado para no mirarlo, divagué entre las baldosas, los platos sucios del lavadero y volví mis ojos a la mesa nuevamente. Me encontré con la cara de el hombre que tenia sentado delante de mí  en el diario, con un titular que decía “Impostor del Cielo: Fantasma destructor de sueños anda suelto”.




Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Mi Acera




Un objeto anticuado adornando, o dependiendo de quién lo observe, empeorando el aspecto del lugar, mejor digamos la calle en donde se me ocurra estacionarme. Una antigüedad. ¡Y Pensar que en eso me convertí en realidad, en algo viejo!... La niñez y la juventud se me esfumaron extrañamente, tan rápido como sucede un chasquido de dedos. A veces pienso que fue prematuro porque no sé cómo sucedió. Es como si de repente una maldición se hubiera posado sobre mí, y un día me levanté y me observé viejo; vi mi rostro y ya se me había agotado casi como por magia la juventud, esa de la que tanto presumí, por la que vociferé sin miedo tantas cosas, por lo que me confié de que era muy pronto para preocuparse por cumplir sueños, metas y esas cosas que catalogué como secundarias. Y hoy que me paré, que me miré y todo ha sucedido tan inmediato como lo confieso, además de viejo estaba hundido, con sueños apilados llorando bajo mi almohada, mojándome las noches y las mañanas, y el rol aquel de personaje secundario que le había dado a ellos ahora me pertenecía a mí. Me desarmaba y me armaba en piezas y tuercas el calificativo aquel que me resonaba por ahí como una voz vagabunda dentro de mi cabeza: Yo, personaje secundario de mi propia historia. Yo, casi espectador de la escena no ocurrida, no sucedida. Yo, el hombre sin sueños, el anciano muerto en vida, sin rumbo, sin santo ni seña. El hombre que fue joven un día, como todos, que prefirió vivir un pasado eterno en sus días, que odiaba los futuros y que acribillaba y sigue acribillando entre tanta lamentación al presente.

Ya todos pasan por esta calle, caminan, conversan, ríen, otros lloran, y yo solo veo... A veces prefiero no ver más, y cierro mis ojos, y con la mano extendida me quedo, esperando que caiga en ella una moneda que me recuerde lo miserable y bajo que caí, que me recuerde la dependencia existencial de la lástima que tengo, la única que me hace sentir vivo, mal, pero vivo.

Ellos, los jóvenes, y hasta los viejos con más suerte que la mía, me ven y me creen un simple pordiosero. Yo soy más que eso, soy mis frustraciones gozando su victoria, mi pasado riendo, mis fracasos encarnados en mi. No me baño porque tampoco quiero que se me quiten con el agua mis desgracias, al menos así algo tengo, y sin ellas me quedaría completamente solo. Prefiero seguir aquí, durmiendo en la acera, en el cartón, cobijado con hojas de diarios y pidiendo limosnas, para al menos sentirme victorioso por existir, por habitar, por ser.




Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

El Final



“No existe cielo sin nubes”
Dijiste con un suspiro,
Y te quedaste callado mirando
Deseando
Pensando


Ahora eres espiritual
Reflexionas sin parar
Tú, que me asombras
Amas al viento
Y a los niños hoy


Te persignaste con las manos
Las que olían a hipocresía
En pleno acto
En pleno ritual
Clamaron

Que del mundo te vas
Así lo dijo un Galeno
Y ahora miras al cielo
Ahora sí
A la vida te aferras


Que mis labios son  ajenos ya
Aseguras
Que tu tumba lista está
Que te vas
Pero tú te quieres quedar.



Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Todos Quienes Conformamos un Todo



Existen seres humanos y seres humanos…
Unos que nacen para amar y otros para ser amados;
Unos que quieren ser abogados, otros artistas, y otros ser “nadie”;
Unos que tienen familia, otros que no.


Hay los que tienen amigos y los solitarios del “mundo de a uno”.
Quienes se casan y quienes se mantienen toda la vida en soltería
Hay también de los que lo tienen todo en la vida…
Y otros que no tienen jamás nada…


Los que aman a escondidas y los que ventilan sus aventuras
Quienes escuchan al corazón y los que lo ignoran;
Quienes rezan y tienen un dios y religión,
Quienes creen en ilusionistas y en películas de ciencia ficción.


Hay quienes nacen para cantar, y otros que cantan al morir
Personas que pueden ver, y otras que pueden observar
Parejas con hijos, parejas sin hijos, e hijos,  sin padres….
Hogares enormes y lujosos, y hogares sin techos


Gente que nace para estacionarse, y otra que nace para volar
Los hay con alma, otros con corazones;
Llenos de vida, y otros llenos de muerte
Unos con pasión y vida, otros carentes de emoción


Sociedades acomodadas y sistemas capitalistas;
Sistemas socialistas y otros comunistas,
Niños ricos y niños muriendo de hambre en el mundo entero;
Los que lideran y otros que prefieren formar parte de las masas


Gente que dice la verdad, otras que creen fácilmente en mentiras
Unos siempre enamorando, otros que se enamoran de falsedades
Unos que miran al cielo pidiendo, otros con la fe extinta
Hay a los que el sol les brilla siempre, y otros con la noche eterna a cuestas.


Los que habitan en casas de madera, ladrillo, hormigón…
Los que tienen casa pero no tienen muebles
Los que tienen casa, muebles pero no tienen un hogar
Los que tan solo dejaron de habitar…


Gente del norte, gente del sur, y de oriente, y de occidente
Los que huyen, los que se esconden, los que se alejan
Los que vienen, los que transitan…
… Los que se van y los que se quedan


El que es de todos lados porque no se ata a ninguna parte
Quien tiene su hogar en donde la felicidad lo arrastre;
El que se ata a un lugar porque se encuentra ahí su hogar,
Hay de los humanos que luchan, y de los que se conforman.


Existe Gente culta sin educación y educados inhumanos
“Felices” sufriendo, las mascaras quebrando;
Las que saludan y las que esperan solo recibir atención,
Hay Cómodos y serviciales.


Somos todo todos conjuntamente
Somos la suma de lo que hacemos cada uno
Formamos este universo desigual
Trazamos así el camino.


Nadie es lo que tiene sino lo que da
Nadie es el dueño del mundo, sino de su mundo
Ninguno es dueño de la verdad universal, únicamente de la suya
Todos vinimos a empezar, para un día finalmente terminar.


Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Esto fue lo que pasó.




Andaba vagando sin rumbo
Y lo disfrutaba inmensamente
En el universo dormía flotando
De una estrella vivía
Y en otra comía.


De una galaxia me cruzaba a otra
Cuando me cansé una ocasión
Me acosté a soñar un poco
No supe que más paso
Me fijé cuando mis ojos se abrieron
Que había mucho color verde
Que había muchísimo ruido
Y que lejos estaba la luna.


Se me acercó un ser extraño
Y al preguntar dónde estaba
Me respondió: “En la Tierra”.

  
Llegué casi enlatada en un envase
con formas extrañas
idéntico al de los demás seres
transeúntes que cubrían sus cuerpos
que hablaban sin parar
que corrían todo el tiempo.


Dicen que ahora soy humano,
Que mi sexo es femenino
Y que debo usar tacones
Aunque no pueda mantener el equilibrio,
Que debo aparentar cosas
Aunque yo no sea nadie
Ni sepa que hago en este planeta,
Que debo seguir a la corriente
Y mentir para agradar


Y a mi falta de experiencia en esto
Por sobrevivir
Me uní a la manada
Y Sin querer queriendo
Ahora hasta parezco humano.



Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

La Historia De Soledad




Una canción paseando en el alma rota
La grieta abierta entre el masoquismo y lo sádico
Y a pesar de aquello, ganas de retroceder el tiempo
Ganas de suplicarle que no se vaya.


Envuelve un dolor terrible su sistema nervioso
En el pecho una ilusión destrozada
Renuente quería seguir queriendo
Se aferraba a amar de por vida.


El Amor estaba agotado
Enfermó un día y al siguiente agonizó,
El sentimiento puritano cansado de esperar medicinas,
Y el Amor fallece de pena un lunes a medio día.


¿Qué hacer con ese “Amor cadáver”  en el motor
Contaminando con su descomposición
Emanando mal olor  
Sumándole a su vida un nuevo dolor?


El féretro aquel que yacía en el corazón
Desahuciado completamente
Carente de signos vitales
Pálido e increíblemente muerto.


Sin amante compañero
Y sin amor para volver a amar
Tocó tierra por su necedad
Y así, en adelante la conocieron como Soledad.




Minda




  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Escena Vacía




Tú sin mí
Yo sin ti
Escena vacía
Camino de sombras huidas.
Adioses asesinando.


Dos Personajes
Obras de arte
De El Teatro De Los Afectos
El de Solá Franco
Retrato de dramas y adioses.


Allá a lo lejos quedamos
No morí
Ni moriste
Inmutamos al delirio
Decepcionamos al miedo.


Continuamos siendo
Existiendo
Sin brazos prestados
De vuelta al inicio
Génesis.


El alma al cuerpo
El cuerpo a casa
Mi mundo sin ti
Escena Vacía
Regresé a mí.





Minda.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Encuéntrame En Tus Sueños


Encuéntrame en tus sueños
Rebúscame en el sillón
Bájame de la cama
De entre los pliegues de tu noche
Donde me quedé

Sigue añadiéndome como vida
En cada amanecer un recuerdo
Cerrados los ojos
Vivo ahí
Trascendencia.

Sigue intacto todo así
Sigo aquí
Inercia parcial
Sueños inmutables
Casi eternos.


Paseando en unicornio
Caminando en nubes
Volando entre humo de autos
Entre calles de cartón
Aceras de ilusiones


Soy cuando quieras
Estoy cuando desees
Cierra los ojos
Acaricia el encuentro
Respira nuestros alientos.


Toca mi recuerdo
Soy luz
Tu resplandor
En este sueño
Ven a mi sin piedad.


Encuéntrame allí
Donde tú me creaste
Donde solo tú me puedes borrar
Donde somos,
Y siempre podremos ser.


Minda


Cuando la música, aun sin voces y sin letras, habla.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Calavera




Se me antojó crearte
Se me atravesó ese deseo
Entre la conciencia y la razón


Te posaste en la mente y así no mas apareciste, real
Y no supe siquiera si observar, si mirarte…
Si la lengua mover y palabra pronunciar. 


Dislexia momentánea, temporal
No puede leerte ya el corazón;
Guerra con la amnesia que amenaza con arrebatarme los memoriales
Con hacer un barrido, limpiar, y aspirar los pedazos de eso que fue,
 Que es y que finalmente, en tiempo real y palpable, nunca fue.


Estabas ahí implacable representando un modelo estándar:
El molde, la forma, la anatomía y las ideas de mi idealización.
Quise obviarte, dejar de imaginar y te perennizaste en el momento
Maquiné la ubicación fija de tu mirada sobre mi
Porque el miedo me impidió mirarte
Y vi también como real el movimiento de tus labios.


Suponía  si mientras me mirabas
Tu cabeza tenía cierta inclinación hacia el hombro izquierdo o derecho,
O simplemente erguido, ésta y  tu espalda formaban una misma estructura,
Una empinada montaña.

  
Y no quise avanzar más con la mirada
No quiero mirarte.
Mis ojos postrados hacia mi regazo, localiza claramente tus pies, en mi delante.
Tus palabras puedo ver, mas nunca puedo oír.
Tus palabras son,
Lo son y seguirán siendo.


La muerte que encierras es un soplo de vida a recuerdos
Calavera espacial, tú que fluyes
Que  llegas y te vas
Asomas y  escondes,
Llenas y vacías,
Angustias y serenas
Eres olvido y recordar,


Mi antojo espiritual,
La demencia sentimental te pudo crear
Eres un acto constante de ecos resonantes
Eres una obra literaria que yo convertí a la realidad teatral
Que produje y lleve a las tablas;
Eres un llanto Calavera y aun así sonríes
Una serena compañía aunque careces de presencia.


No necesitas venir para ser, ni asomar como estrella fugaz, segundos, para ser,
¡NO!
Eres y serás desde aquel momento en que fuiste la vez primera,
Cuando la reencarnación se te concedió y apareciste en forma de mortal
Cuando vistiendo carne, piel y cabello me dijiste “hola”


No hubo objetivo final y mucho menos inicial;
¡No hubo objetivo!
Solo fue todo
Sencillamente fue y ya
Todo fue producto de un encuentro con el destino
Con el espectro que formó el deseo
Las ganas de vivir algo mas y nuevo cada día
Las completas ganas de experimentar


Fuimos, te lo digo yo que fuimos
Y fuimos sin ser
Mucho más que muchos que son con todas las letras marcadas y completas
Y con la sociedad de frente aceptando o denegando
Fuimos más que todos ellos que “son” días y noches enteras
Años y decenios cumplidos.
Fuimos muchísimo más que todo eso calavera,
Que la muerte nunca te permita olvidarlo
Y mucho menos desterrarme a la tierra del nunca jamás



Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Entrevista Al Corazón Mudo.



¿Oye corazón, que te pasa?
¿Por qué le das tantas vueltas al asunto?
¿Por qué te empeñas en hacerte el desentendido?

¿Qué te sucede que no das tregua?
Das pie y dos pasos regresas
Sacudes y luego aprietas

Yo creo que tienes miedos corazón
Que no quieres sentir más emoción
Que llevas y traes sentimientos sin conclusión

¿Pero corazoncito que te pasa?
Pareces un niño mimado
Un nene asustado

¿Qué pasa contigo musculo sentimental?
¿Qué tienes en el interior?
¿Qué temes que le pase a ella?

Si no crees en el amor ya
Si no sientes que puedes mas
Evita atemorizar.

Oye deja a tu dueña decidir
Libérala de tus arterias
Que el miedo no atañe también a ella.



Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Lovers in Japan





Empieza a salir humo del corazón,
La maquina espiritual comenzó a exaltarse,
A brotar inspiración
Solo existe el momento mágico de inmersión
De control total sobre la faz de la tierra
De dominio absoluto del ser.

Desde mis ojos conquisto el mundo entero
Puedo trascender en él, a cada instante
En el momento que quiero y se me antoja
Ahora soy un Dios
Igual a aquel con el que tengo conexión constante
El que me cuenta secretos a diario.

Se me concedió en medio de la música
Entre acordes, ser deidad
Crear y deshacer a mi completa gana una ciudad
El ruido que ahí afuera está
Que en este momento no es más,
Aliento todopoderoso saliendo del corazón.

Sin musa ni muso con rostro,
La intensión: exaltar la creación
Aquella bruma atmosférica de momentos,
De sonrisas, de vientos, de olores y colores;
De canciones, intenciones y personas en movimiento;
De cerebros en compenetración con sentimientos.

Se que soy lo que lees y lo que ves
Y que puedo ser lo que tú quieras también,
Soy versátil del mismo modo a tu mundo,
Al mundo de todos ustedes
Así como manejo a mi antojo el suyo
Al son de un piano, son barro entre mis dedos.

Una canción transitando por los poros, en los mios
La excusa de ingresar por los oídos
Es la puerta para entrar al alma,
Para liberar espíritu y ser;
Ese ser que grita, que clama,
Que se sacude entre los pliegues de la dermis.

Pide salir,
Explotar entre el cielo y el infinito
Llegar a compenetrarse con el todo
Y la nada a la vez
Mientras camino en este instante
Voy por las calles de Japón

Que bien se ve Osaka hoy!
Estoy aquí, siendo yo entre las aceras
El viento otoñal besando mi rostro,
Mis dedos entre los dedos de alguien más
Que aun no llega a mi dimensión
Pero que me permite estar.

Soy en este momento una canción
Una intención interpretada
Manipulada y expuesta y sentida según mis deseos,
Un sentimiento ajeno que permuté por uno mío
Soy Japón hora mismo,
Soy una canción.



Minda


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Las Rojas





Se entrelazaron dos ejércitos de niñas, camufladas de algo parecido a una laca espacial, interplanetaria  del color de uno de los anillos de Júpiter… mmmm… También del planeta Marte, de alguna constelación, y si, ahora que lo recuerdo… de algún sistema de planetas muy parecido al solar. Del mismo color que se divisa a las lagrimas sangrantes del ocaso en pleno firmamento en cualquier confín de la tierra.

En todas destacaba ese mismísimo color, todas eran ROJAS… y ese era el disfraz perfecto para estas dos tremendas filas que se encontraban simultáneamente a lado… uno junto a la otra…

Cada grupo de reclutamiento, tenía consigo a cinco, en cada sección, divididas así: Las niñas de la izquierda y las niñas de la derecha….
Y Pensar nada más que pertenecen al mismo árbol genealógico (y no solo porque todas desciendan de Adán) y que ahora son parte cada quintilla, de lo que se denomina comúnmente “el Enemigo”...

Volvamos atrás…. Decía que todas, llevan vestido rojo…   Que rareza de historia extraña, pues  resulta que ellas son parte de muchas historias humanas femeninas y masculinas,claramente, estas femeninas pues llevan  la prenda de color pasión…

Cabe destacar, cuidando de no caer en cotilleo y sensacionalismos, que realmente no son tan enemigas entre ellas…  Ocurre simplemente que cuando el grupo izquierdo arma algo, el derecho lo desarma y viceversa, sucediendo así, solo porque el general al mando, el jefe de toda la tropa, el de la logística y planificación,  lo ha ordenado… El “gran jefe”  se dedica a dar órdenes y ellas, obedientes,  a cumplir;  y fue entonces cuando concluí que son ambos del mismo bando, y que les toca actuar en contra los unos y los otros aunque no quieran, por ordenes supremas…

Y aun, tratando al otro grupo como el “adversario”, a la defensiva siempre, en muchas ocasiones,  son muy amigas. Las vi el otro día estrecharse entre sí en una fiestecita, en el parque y en una convención… Abrazarse ambos grupillos de chicas mientras iban padeciendo miedo, angustia, desesperación, felicidad, tristeza, y un sinfín de sentimientos cayendo en precipitados a la vez… Ellas se sujetan fuertemente… Son el soporte a tanto revolú del exterior e interior del jefe,  y que recae por ahí en los recovecos que las conectan con los corazones.


Han llegado a comprender, mejor que ninguno, el significado de la palabra compenetración y hermandad, a tal punto, que cuando un grupo sea el derecho o izquierdo, siente frio, calor, temblor en su piel, el otro grupo también lo está sintiendo. Es como si fueran uno mismo aquellas diez que lo desbaratan todo en un segundo, y lo vuelven a construir  todo para volver a empezar el círculo nuevamente. Que tienen eternas riñas y batallas, pero que terminan en reconciliación inevitable.

No funcionan en base a adagios, como “lo que hace tu mano derecha que no lo destruyas con la izquierda”. Ellas son dos manos en batalla constante, destrucción, y analógicamente en  construcción infinita del mismo mundo en común.



Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Invitación formal




Vamos volando en esta nave con rumbo incierto, alejándonos de todas las rutas trazadas en el pasado que no dicen nada, cambiando el panorama, caminando hacia un mar o desierto tal vez...

Vamos cantando aunque no entienda el dialecto, me lleva la melodía y el alma pura del universo en esta canción.

Te invito a ti a venir conmigo, a seguir al viento, a oler el rio, a danzar entre las hojas flameadas en el otoño abrazando mi mano, jugando a ser eternos, alcanzando el estado de deidades; ser sublimes como un Dios, omnipotentes.

Y mientras volamos hacia aquel sitio incierto, abramos en las nubes una sucursal del edén con un deposito de ángeles, otro de luceros y mas allá alguno de pajarillos y globitos de colores que vivan para observar nuestra felicidad.

Vamos, apresúrate que nos deja el tren que tomaremos luego,  que nos lleva a ninguna parte, que quiero alcanzar para ver el paisaje hermoso de esta tierra por los ventanales de nuestro vagón, quiero empezar ya mismo el mundo de los sueños, quiero vivir un cuento real con los ojos abiertos.

Lleguemos hasta allá, no me preguntes hasta donde, no tengo respuestas para todo y mi fe puede empezar a dudar. No temas, es justo dudar… Solo te aseguro algo y es que deseo que empecemos ya, que la vida no nos vaya a alcanzar.

Esta es una invitación formal a mi mundo; ¡¡Vamos ahora!! Que mañana puede ser tarde ya. Vamos tratando, hagámoslo real.


Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

El Regalo De Una Noche




Una restringida noche de abarrotados sueños
Portadora de una inmunología humana:
El amor por dar, y el amor por recibir

Cantando sueños libremente al viento ella va,
Rezando una eucaristía en cuenta gotas
Que Flamea al mundo líneas borrachas de ideales e ilusiones.

Me atrevo yo también a cantarle a ella una canción,
Alguna que contenga líneas que disparen admiración
Por los momentos que ayuda a la humanidad expresar.

A esa le canto: a la sigilosa noche que me contiene
La que me vela mientras la contemplo
La que me sonríe mientras a veces tajante la cuestiono.

Juego de palabras bohemias
Versan sigilosas  líneas resonantes,
Son un vaso sin fondo derramando una fuente de su interior.

Acaricio cada uno de sus pedazos de oscuridad
Brillan en mis manos los montículos entre mis dedos
Ella danza en el tiempo entre cada verso inspirado.

La noche que sigilosa me contiene,
Analiza el film casi novelesco de mi cabeza
Recurrente en mi hostil y romántica memoria:

Amo mientras siento,
Siento mientras pienso
Y pienso mientras solo y tan solo existo.

Luna coqueta despertándose inquieta
Abre sus brazos de llamas heladas
Y su cincelada mágica es dibujada en mí delante.

Luna, contándome sus penas,
Y yo bebiendo con ella,
Brindamos juntas por lo que fue y por lo que será.

Olvide el presente como de costumbre me va
Pertenezco ahora al firmamento celestial,
La vida es un eterno sigilo de su soplo de emotividad.


Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

El Escritor Y Sus Conflictos



Letra capital P se fija como primeriza soñadora del instante. Sin título en la prometedora página en blanco, navajas afiladas alargadas y de carne, en forma de dedos, se preparan a plasmar en ese mundo mágico blanco rectangular, en forma de hoja, cualquier texto que saliendo desde el alma vaya liberándola.
Diez dedos moviéndose en forma de intención frente a un teclado, que mudo espera se le haga escuchar suavemente entre el silencio del ambiente que solo lo acompaña el ruido lejano de un ventilador obsoleto. 
Y por fin  sale una letra A, luego una R, y seguido una devoradora tecla finamente rectangular, al tocarse retrocede y borra todo, las tres únicas letras que al parecer iban marcando un PARA, y que ahora ya no son nada…

El rededor  se ha convertido ya casi todo en un desierto, y el escritor ahí, tratando de escribir una historia sin una destacada situación de por medio, lo único que existe, es aun esa desesperación propia actual por liberar su alma, por transmitir algo de si en cada relato o personaje, y deleitarse en la fascinación por, a través de esto, vivir…

Pero le da vueltas al asunto, bebe un sorbo de café y no logra encontrar la inspiración, solo permanece allí perenne el maldito afán por sentir y poder ser capaz, en situaciones como ésta, de obligarse a sentir para transmitir a través de signos lingüísticos algo. Siempre siente en el interior que tiene algo por contar al mundo, pero al momento de pasar la complicada frontera de lo espiritual a lo material se detiene ahí… Entonces quiere empezar nuevamente y aun sabiendo que algo indudablemente desea escribir, aunque no se sabe que, puede llegar el momento en el que  a veces se convence de que se le acabo la creatividad, y duda el escritor en ese momento de angustia, si podrá volver a hacerlo nuevamente un día, si podrá volver a escribir.
 Evoca en su mente momentos del pasado en los que haya existido un tiempo de retiro espiritual de su capacidad comunicativa y creativa, y siempre recuerda que suelen ser periodos, solamente épocas que pasaran y que tal vez tarde en volver poco como siempre, pero no dejara de atemorizar la idea de que dure más de lo debido… Y tiene razón, pues que otra manera más tendrá el escritor para ser quien es, para abrirse el alma sino es a través de la emoción que produce al plasmar cada letra que junto a otra y otra más y muchas más, forman palabras y luego oraciones y de estas, frases que  luego serán  párrafos que al final serán historias, cuentos, poemas o tal vez libros, o tan solo un documento del computador, símbolo de una gloria privada. 

               
Su naturaleza ha hecho muchas veces de su existencia, un vivir sonando todo el día despierto, con vuelos, cantos, sonidos, himnos;  con hazañas, cuentos convertidos en realidad…. Convencido a veces de la veracidad de su fantasía que creo  a través de varios libros culpables de la severa credulidad, de que no hay limites, no hay imposibles, que lo que un corazón siente y desea, es todo aquello que el mundo es capaz de poder dar, porque si el corazón proviene de este, es porque sabe que esta tan dentro de sus posibilidades los deseos y caprichos que desea ferviente.


Empieza a escribir nuevamente titubeando, dudando entre palabra y palabra que sale, de lo que se quiere escribir. Es similar al momento del juego de dardos de un principiante. Se dispara sabiendo que se quiere llegar a la diana, sin saber al lanzar a donde irá a parar el dardo.
Sucede también que al escritor muchas veces le cuesta plasmar lo que siente, porque es tan susceptible que es capaz de sentir a flor de piel, mil sensaciones por segundo, multiplicado por un millón tal vez, mas de lo que el resto pudiera sentir. Y entonces comienzan las palabras a danzar entre los pliegues de su cerebro. Si trata de dormir posterior a una noche de intensa actividad mental (pensamientos y emociones traviesas) probablemente no concilie el sueño mientras no se levante a plasmar aquello que siente, aunque a su vez ni siquiera sepa que es, ni con que palabra se traduce ese idioma a la realidad, al mundo este que nos rodea, de que manera se lo convierte en un objeto mas de esta vida. Se juega a conversión de sentimientos como si estos fueran divisas.

Entre la divagación múltiple del lanzar una y otra frase, borrar y volver a escribir, tal vez el mismo día o la misma noche en la que inicio la intención por hacerlo, o tal vez luego de varios día o semanas, sobre la misma hoja en blanco que albergo palabras y letras borradas,  empiezan a aflorar en algún momento las verdaderas razones por la que se abrió el ordenador personal, testigo intachable de cada una de las paginas de la historia de su dueño escritor…

Puede que sea demasiado sublime lo que estuvo en su corazón y en su alma todo ese tiempo, y por esto le es tan difícil al sentimiento transformarse en mundano, dejar su estado puro para venir a establecerse entre el polvo de la tierra.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Divagando Entre Pensamientos



Pretendiendo ser tan solo lo que dicta el alma
Lo que El Ser quiere ser cuando brota,
Lo que la vida anhela transparentar en el agua.


Pretendo vivir naciendo
Y morir algún día porque tocará,
Evitando nacer, solo queriendo acabar.


De entre cenizas un ave fénix revolotea
¿Un mortal entonces puede resucitar?
Ni tan mortales seremos, reviviendo en pleno vivir!


Pero por que darle tantas vueltas a la vida
Si ella solo consiste en tres cosas:
Vivir, vivir  y tan solo vivir.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

“La espectadora”



Mi pasión desprendía, de entre sus ganas enormes por sentir y tan solo sentir, alguna ilusión pasajera. Se empezaba a enamorar de miserias, de insignificancias que daban sentido al momento llano y sin fascinación por el que atravesaba. Iban fluyendo entonces crecientes corrientes de vida llevadas de la mano por simplicidades como del tic tac del reloj de pared, de la respiración de Juanito, mi perro que yacía descansando a pocos centímetros de mis pies; de la suavidad de las cobijas que cubrían celosamente mi cuerpo, de la precipitación de mi corazón por sentir todas esas cosas. Estaba cayendo empedernidamente en el amor, en la pasión, en todo, y es que no era yo un ser privado del todo a la vez. En la carencia parcial de sentido que tenía mi vida, penosamente debo reconocer que empecé a aferrarme a objetos, circunstancias o lo que fuera que me ayudara a sentir a la vida corriendo, precipitándose a saltar hacia el abismo del sentir, del querer, del amar. Mas bien empecé aferrarme a mi capacidad por amar lo que fuera,  lo que sea. Entonces  la vida me empezaba a parecer ser un momento de cruciales encuentros con el amor.
La vida era la oportunidad maravillosa de poder ser un ente repleto del culto a la adoración en cada paso dado en la avenida, en cada acera, en cada cuadrícula que formaba la cerámica del piso de mi casa y la casa de mi abuela, de cada escalón en el cerro que queda junto al río, de cada milímetro o milésima de la piel humana.


Todo tenía más color y mas brillo cuando mi actividad favorita diaria empezaba a marchar, sentía el amor recorriéndome las venas, la dermis, la epidermis y la razón. Amor a la vida y sus placeres. Y así, le daba paso a lo bello, a mi mayor diversión del día: agarrar el diario, ubicarlo debajo del brazo, movilizar los pies hasta unos 3 km más al este de casa, ubicarme en el parque que centradísimo espiaba la vida ajena, y que yo ayudaba en su labor, y así, me predisponía a vigilar yo también, mientras fingía leer en aquel periódico, que databa del año  2006 las mismas noticias, todos los días, con el mismo papel en mano. Por suerte nadie se acercó a revisar la fecha y analizar que siempre me quedaba estancada observando en la misma página, número 2, las tiras cómicas: Mafalda, Olafo El Amargado, Beto El Recluta y Popeye, haciendo de las suyas, y yo que podía contar sus fechorías y aventuras con ojos cerrados y ganar un premio por poder hacerlo mejor que el abecedario  y las tablas de multiplicar.


El parque albergaba cada persona, cada caso, cada historia hablada o muda. Las mejores eran las historias mudas, casi a lo Chaplin, esas que se pueden deducir con sólo observar la postura de la persona, la mirada,  los labios, la actitud, aunque se encuentre solitaria…
Todo esto era mejor que vivir para un televisor que transmitiera en su programación telenovelas. Estas novelas eran mejor, tenían un único director: Yo, que podía lograr lo que se me diera la gana en la vida de uno o dos o tres seres en el mismo rato. Podía involucrarlos entre ellos si se me antojaba. Podía empezar con la realidad de lo que demostraba su lenguaje corporal y luego variar el caso según como estuvieran mis ánimos de improvisación, y ficticiar la situación. Crear una historia entre varias personas del mismo sitio que no se conocían en la vida real, que jamás en su vida habían hablado entre sí, que compartían el mismo radio en la circunferencia de la fuente de los pececillos y tortugas donde estaban parados, pero que ni siquiera se miraron jamás en algunos casos. Qué sabrán ellos algún día que vivieron tanto en cuestión de cinco, diez o tal vez veinte minutos!! Que tuvieron romances, encuentros amorosos, líos, historias de hadas, días enteros felices. Vidas paralelas que me hacía feliz de crear. Seguramente a ellos les gustaría saber un día que alguien los hizo vivir tanto a sus espaldas.


Desperdicio llamarán algunos a mi día maravilloso que me dejaba como resultado  ser La Espectadora de la vida. Yo  por cuenta propia no me atrevía a vivir, sólo a observar. Sería más fácil evitar las frustraciones que tendrá el resto luego de fracasar en el intento por los sueños, que arrojarme a ellos. No quiero ser como en la vida real serán tantos miles de transeúntes del parque, de las calles aledañas, de los caminos de toda la ciudad donde yo  siempre soy “La espectadora”.



El día prosiguió, y la noche llegó…

Mi visión nocturna se despejaba entre los nubarrones que de alguna contienda entre mi boca y el tabaco quedaba en medio de la penumbra de una noche de jueves… Tanto recuerdo que era jueves porque en la antesala de aquella oscuridad, antes también de que la tarde cayera y sucediera  todo el bendito día, por la mañana, como en todas las mañanas, escuchaba gritar al comentarista radial de  la estación AM que me despertaba siempre, feliz, cada bendito día quinto de la semana: “El mejor día de la semana, JUEVES, porque ya empieza viernes y luego fin de semana. No hay más motivos pero me encanta este día”.
La cama que amparaba mi cuerpo era cómplice de una imagen casi quimérica, que ante mis ojos incrédulos se despejaba de entre el humo que quedaba del último soplo del cigarrillo que mi ansiedad consumía. Mi habitación se preparaba a divisar, entre la suavidad del momento y la angustia del desasosiego, lo que jamás pensé en aquel momento.


El cansancio de aquel día de excesiva observación puede haber provocado que, tal vez, me haya dormido tan pronto y no pude distinguir en qué momento empezó la transición hacia mi sueño, no lo sé, pero aparecía al finalizar de la ultima nube algo, o mejor dicho, alguien desde un espiral que giraba aceleradamente, con varias cosas juntas alrededor: Un gato, seguido, una corbata, seguido unos zapatos rosa, y seguido discos de Indie rock, estos últimos comenzaron a desfilar desde  el aire como dagas potentes hacia mí, tuve que esquivar varios para evitar un golpe.
 El momento traía consigo música que me es casi imposible recordar. Quiero  insistir que creo que sólo  fue  un sueño; como persona agnóstica empedernida quiero recalcar que no puedo asegurar como real lo que menciono y casi asevero convencida en este momento.


El gato podía hablar. Me gustaría saber desde que dimensión venia a visitarme este ser, blanco, de ojos verdes y orejas cafés:

-        Te he observado todo este tiempo, desde el 24 de septiembre de 2006 que empezó tu fascinación por observar a otros,  y desde otro lugar, te hemos estado observando a ti. Se te cumplió uno de los deseos que pensaste tendría cualquiera de tus espectadores, que quisieran enterarse cuan personaje o personalidad son para el mundo de alguien que se inventó una vida paralela a la suya, que les inventó un mundo para ellos solos. –
 


Agarró la corbata, la ubicó en su cuello, lo cual era señal de gala. La música de ese momento la recuerdo retumbándome las oídos, un redoble de tambores y trompetas se alistaban. Estaba a punto de ocurrir el acto más significativo de la noche. El Gato había llegado hasta ahí para algo mucho mas trascendental que darme un saludo. El Gato venia para tornar la noche en una de completa Gala:


-       – Vengo en representación de “El Mundo del Hemisferio Izquierdo del Cerebro”, soy el mensajero y encargado de observarte desde hace mucho. Me enorgullece ser el portador de tan buenas noticias, y del merecido galardón que se te otorga como muestra del reconocimiento a tu gran imaginación, del aporte a la buena intención y voluntad con la vida de las personas que ni siquiera conoces, aunque te falta una parte, y es que deberá ser el siguiente paso – es un consejo –  le dijo,   cristalizar de alguna manera el talento que tienes para ser un aporte a la humanidad. Hago la entrega así entonces de los Zapatos Rosa. Son una muestra de que la labor que desempeñas es valiosa en Nuestro Mundo, y que esperamos así motivarte y que tu colaboración en el sea más asidua y palpable para el mundo en el que vives. Los discos de Indie Rock no tienen nada que ver contigo, perdón si casi te rompo la cabeza, pero no puedo viajar sin música jamás.  –
 

Hizo una venia en señal de despedida, agarró los discos y desapareció de inmediato, quedando nuevamente la recamara con el mismo aspecto previo a la visita, oscuro, tremendamente vacio, solamente Juanito y yo acostados.


A la mañana siguiente Juanito ladraba junto a la mesita de noche. El gato de peluche de mi hermano, una corbata de mi padre, y los discos de Indie Rock de mi colección favorita, echados todos en el piso… Y yo, con los zapatos Rosa de mi fiesta de cumpleaños número quince, puestos en los pies, habían ensuciado las blancas cobijas, cómplices de tremendo encuentro.




  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

LA LUNA ES DE QUESO



¿¿Que la luna es de queso??...



Con razón tenía tantas ganas de devorarla anoche, después de todo no en vano soy una gran rata nocturna que merodea por los rincones de una inquieta ciudad…


¿Que si es de queso?... Que siiiii… Hombre, yo misma subí anoche al cielo, no sé cómo, no me lo pregunten, pero me acerqué a ella, rocé, con mis dedos, su cuerpecillo enorme redondo, helado como la vida que quisiera llevar y comprobé, con estos dos ojos que ven puestos en mi cara, que era un gigantesco pedazo de queso sostenido por no sé cual perfecto efecto, en el inmenso escenario nocturno.


Puedo decírselo YO, en primera persona, con un orgullo flameante en mi rostro y pecho de roedor, que la vi, la olí, la toque, la acaricié…. Y sí, era de queso.
Su olor me enloqueció por completo, pero más me enloqueció en el momento en que una palabra casi silenciosa salía al parecer de uno de  sus orificios lácteos. ¡Ella me habló!


No entendí nada de lo que acababa de decir ella, su lenguaje me pareció diferente al que yo conozco completamente bien, el castellano, así es que asumí que ella no era hispanohablante. A pesar de esto, por algún motivo desconocido, como tantos que siempre vivo desconociendo, siendo yo una ratilla, hubo algo que si entendí completamente: cuando ella empezó a cantarme.


Y es que existe un lenguaje que va mucho mas allá de las palabras, existe un lenguaje universal que la comunicación tradicional conocida utilizó como base para desarrollarse y evolucionarse: el Lenguaje del Alma, el que no necesita palabras para poder expresar lo que cada uno lleva por dentro, lo que el ambiente del lugar lleva consigo y que transmite a cada uno…


No les quiero alargar el cuento señores, ni pretendo cansarles con la historia bien vivida de una humilde rata que comprobó que la luna es de queso, sólo pretendo contarles lo que me paso. Y les concluyo que aunque la lunita hermosa me cantó, y vaya que tenia linda voz, mis instintos primitivos de supervivencia me llevaron a hacer algo que terriblemente tengo que confesar ante ustedes, aunque la vergüenza me consuma desmesuradamente, y es que…


…  ¡Me comí a la luna anoche!... No podía desaprovechar el pedazo más grande de queso que en mi minúscula vida tal vez volvería a tener tan pero tan cerquita a mí. Y por eso lo hice. Me siento tan mal, tan culpable por haberlos dejado a todos ustedes sin la posibilidad alguna de volver a verla en las noches de todo el planeta tierra, por mi egoísmo, pero ya está, me la comí.


Señores soy culpable, yo misma me declaro así, pero una cosa si deberían considerar antes de juzgarme, y es que gracias a mi, ahora todos saben que LA LUNA SI ES DE QUESO, o bueno, mejor dicho, era de queso… Ah, y por cierto, hay otra cosa que siempre dice la gente bocona acerca de las nubes, que no es cierta: las nubes, esas si que NO son de algodón.


Minda

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS